Rinoplastia

La nariz aporta equilibrio y armonía a la cara. Por lo tanto, en la corrección lo que se busca no es tanto cambiar la nariz sino contribuir a la eliminación de lo negativo y dar armonía a la cara. No podemos observar únicamente la nariz por sí misma, sino que debe ser evaluada junto a las formas del rostro. Es por eso que la rinoplastia es un es un reto por muchos cirujanos. Existe una gran variabilidad entre las personas en cuanto a la forma de la cara, tipo de la nariz y tipo de piel. Como consecuencia cada paciente es único y por tanto necesita un tratamiento distinto para alcanzar la armonía sin descuidar la parte funcional. Conseguir una excelente funcionalidad nasal, así como un aspecto armónico y estético es imprescindible y nos distingue.


Una nariz a 360°, funcionalidad y belleza.



Rinoplastia Abierta

La rinoplastia abierta se realiza mediante una incisión en la cómamela, el puente de piel que separa las fosas nasales. La ubicación y el tipo de incisión hacen que la cicatriz sea invisible. La visualización directa de las estructuras internas de la nariz permite realizar correcciones estéticas y funcionales más precisas y más extensas.



Rinoplastia Ultrasónica

La rinoplastia ultrasónica es la técnica más novedosa en el campo de la cirugía de Nariz.
Este procedimiento consigue una mayor precisión en las modificaciones de los huesos nasales, evitando el daño a tejidos blandos con menor riegos de complicaciones e mejores resultados de la tradicional fractura.



Rinoplastia No Quirúrgica

En caso de alteraciones leves a de la nariz se puede valorar rinoplastia no quirúrgica. Mediante el utilizo de ácido Hialuronico se podrán corregir las asimetrías menores, mejorando la forma y el perfil. Es un procedimiento Ambulatorial, rápido e indoloro con resultados asombrosos.

Preguntas frecuentes:

A través de la rinoplastia mejoramos la apariencia y el funcionamiento de la nariz. En lo que se refiere a estética, se puede reducir el tamaño y la anchura, modificar el ángulo de la nariz, suavizar el puente, así como modificar la forma y tamaño de la punta de la nariz. Con vistas a mejorar la función respiratoria podemos enderezar el tabique nasal para mejorar la respiración, así como ensanchar o estrechar las fosas nasales, reducir cornetes, etc.

Algunos cirujanos recurren a la rinomodelación con rellenos faciales como alternativa a la rinoplastia. Sin embargo, los resultados que podemos obtener son limitados y temporales. Sólo podemos realizar pequeños ajustes, en cambio con una rinoplastia podemos corregir cualquier defecto de manera permanente.

Las técnicas actuales permiten dejar las cicatrices escondidas dentro la nariz o bien disimuladas. En general dejamos una pequeña cicatriz en la base de la nariz, en el punto que separa ambas narinas. Esta cicatriz es muy discreta y con el paso de los meses no se verá.

Para realizar una rinoplastia normalmente se tarda entre 2-3 horas, dependiendo de la complejidad de cada caso.

La rinoplastia es un tipo de cirugía que en la mayoría de los casos se realiza con anestesia general por lo cual el/la paciente suele quedarse una noche ingresada.

Se necesita una analítica de sangre, un electrocardiograma, en algunos casos una placa de tórax y siempre un tac nasal.

Se recomienda no fumar o tomar medicamentos que pueden alterar la coagulación de la sangre (como algunos analgésicos o algunos productos naturales). En pacientes que habitualmente suelen tomar anticoagulantes, será el médico quién indicará la suspensión.

Las pautas no son muchas. En la mayoría de los casos se recomienda estar en ayudas al menos 6-7 horas (ni comidas ni bebidas) antes de la hora de la cirugía. Se recomienda no llevar metal en contacto directo con el cuerpo (como pendientes, cadenas, relojes, anillos, etc). En caso de paciente mujer, se recomienda venir con cara limpia, sin maquillaje o pintauñas. En caso de ser hombre se recomienda afeitarse el día anterior a la cirugía.

La recuperación es bastante rápida. La inflamación y los morados, que pueden salir, desaparecerán en pocos días. El edema postoperatorio (hinchazón) varía con cada paciente y con los procedimientos realizados. En general, podremos decir, que después de la cirugía y por los primeros 3 o 4 días, el edema va a ser importante, pero va a ir disminuyendo hasta el día 8 para, en general, estar resuelto al término de 15 días. La aplicación de un especial antifaz frío (Hiloterapia) reducirá los tiempos de recuperación reduciendo, también, la toma de analgésicos y antiinflamatorios. Los tapones nasales no siempre son necesarios. De todas formas, se utilizan tampones especiales que permiten al/la paciente de respirar ya al primer día.
La férula se deberá llevar durante 6 ó 7 días teniendo cuidado de los traumatismos.

El postoperatorio no duele. En ocasiones, los pacientes manifiestan molestias y sensación de congestión nasal. De todas maneras, se pautarán analgésicos para controlar de manera adecuada posibles molestias o dolores. Además, la aplicación de antifaz frío (Hiloterapia) reduce las molestias.

Se recomienda no realizar esfuerzos los primeros días tras la intervención. Tres veces al día será necesario limpiar el interior de la nariz realizando lavados con soluciones salinas.

En pocas semanas la nariz habrá vuelto a la normalidad, sin embargo, podemos esperar cambios sutiles en los meses siguientes, debido al edema residual, sobretodo en la punta de la nariz. Por lo general al cabo de unos seis meses ya se aprecia el resultado final.

Las actividades sin esfuerzo y dentro de casa se pueden retomar a las 48 horas tras la operación. Las actividades laborales o escolares que se realicen fuera de casa pueden reanudarse aproximadamente tras 4 días hábiles más los dos días del fin de semana previo y posterior. La vuelta al deporte o al entreno dependerá de distintos factores. En general en 3-4 semanas. Para deporte de contacto será más tiempo.

Al alcanzar la madurez física, es decir, cuando se haya completado el desarrollo de la nariz. En las niñas este suele darse a los 14 o 15 años, pero en los niños sucede algo más tarde, por lo que deberá esperar a superar la fase de adolescencia. Sin embargo, es preferible esperar a la mayoría de edad.

Si es un resfriado u otra enfermedad habrá que esperar a que esté recuperado/a. En el caso de las alergias se suele programar la intervención para los meses en que menos sufre este problema. De todas formas, la alergia no mejora ni empeora.

No hay ningún problema al respecto, pero deberá retirarlo adecuadamente al acostarse.

No es recomendable fumar después de una rinoplastia. Este hábito tan perjudicial introduce nicotina en nuestro organismo y otras sustancias nocivas que dificultan el riego sanguíneo. Al darse esta situación las heridas reciben menos oxígeno y nutrientes por lo que la cicatrización también se ralentiza.

Precio de la Rinoplastia

Desde 5.550€

Contáctanos

Rellena el formulario de contacto y haga sus consultas

C/Del Dr. Roux 91 08017 Barcelona

+34 623 40 29 98

Info@carmelofama.com

Pide Cita

¡Pregúntanos lo que quieras!